25 de julio de 2007

Procesos traumáticos (I)

Uno de los peores momentos que pasa uno en la vida, exceptuando la primera cita, una gastroenteritis severa o las exposiciones orales en clase, son las entrevistas de trabajo. Cada vez que se aproxima una, te invaden los sudores, el dolor de barriga, los miedos e inseguridades y el nerviosismo más perenne habido y por haber. ¿Qué dirás? ¿Cómo te vestirás? Todo son preguntas y, lo que es peor, no hay una sola respuesta válida. Todo depende de la empresa y del responsable de recursos humanos (de ahora en adelante, el Demonio).

El de recursos humanos

Nada más llegar, el Demonio te pregunta si has traído un currículum. Pero, ¡si precisamente te han llamado porqué mandaste uno! ¿Se les ha acabado el tóner de la impresora? ¿Quieren ahorrar papel? Lógicamente, has sido previsor y traes uno de casa. El problema es que, con los sudores, se ha arrugado todo el papel y la tinta se ha corrido con lo que tu CV es ahora un Dalí auténtico. Te echan a patadas, en la empresa no quieren bohemios trasnochados. Corres llorando hasta el bar más próximo.

Vuelves otro día después de haberte rociado el cuerpo con antitranspirante. Entregas el CV seco y sin arrugas y te sientas. Las primeras preguntas siempre son de cortesía. ¿Qué tal estás? ¿Has tomado drogas? ¿Te gusta el midget porn? Aquí basta que sonrías con discreción. Luego empieza lo fuerte. ¿Por qué ha elegido nuestra empresa? Ahí el Demonio te quiere pillar, sabe que has mandado el CV a más de 200 empresas del sector y que te importa poco cual te contrate, mientras pague a final de mes. Y tú sabes que lo sabe. Miras al suelo, derrotado. Te enseña el e-mail que enviaste, no pusiste las otras direcciones en copia oculta. Te echan a patadas, en la empresa no quieren pasotas como tú. Corres llorando hasta el bar más próximo.

¿Viene usted por el trabajo?

Tercer intento. Te presentas con peluca y pechos postizos para que el Demonio no te conozca. Desentonan un poco con el traje masculino pero, de momento, cuela. Primer round. ¿Tiene experiencia en el sector? Por supuesto, afirmas. Nombras una gran empresa (en la que estuviste 2 meses de becario-camarero) y otra que ni siquiera sabes qué produce. Segundo round. Te preguntan qué tareas llevabas a cabo. Las nombras y miras al suelo, derrotado. KO. Te echan a patadas. En la empresa, cada trabajador se levanta a por su café y al jefe no le conviene la cafeína. Corres llorando hasta el bar más próximo.

La desesperación te hace volver. Esta vez ni te pones traje, ni tetas, ni sudas, ni nada. Todo va bien hasta que el Demonio utiliza su mejor arma. ¿Cuánto quieres cobrar? Si pides demasiado, mal, si pides poco, también mal. Tiras por lo bajo con cara de apocado y, sorpresa, te dan el trabajo. Te levantas de un brinco y das las gracias vehementemente mientras haces un festival de genuflexión y reverencia. Jamás hagas eso. Eres tú quien le haces un favor a la empresa, deberían de agradecértelo ellos. Además el Demonio odia el servilismo y los personajes tristes como tú. Te echa a patadas. Corres llorando hasta el bar más próximo.

En el bar te ofrecen trabajo de limpia letrinas. Les enseñas el CV. Te echan a patadas.

20 comentarios:

Oliveria dijo...

mi estimado Joan:

ya extrañaba esas historias suyas.

un saludo que ando perezosa o letárgica y ya no pue..escri..ma..

:S

Oliveria dijo...

ZZZzzzz...ZZZZzzzz...ZZZzz
:O

Joan dijo...

Veo que también te suceden los ataques narcolépticos. Yo ya he roto siete teclados y dos monitores a base de cabezazzzzZZzzz...

Oliveria dijo...

jajaja, entonces es ud. una cabeza dura?...

Joan dijo...

Lo has clavado, dura como la piedra.

Lara dijo...

... y cuando te echan del bar más próximo, ¿qué haces? ¿Te vas al siguiente? :$

Muy divertido, Joan.

Un saludo!!

Thalatta dijo...

Eso te pasa por no preparar oposiciones jijijiji, este es otro tema qu no tem.ZZZZZZzzzzzzzz

e-catarsis dijo...

Jajjaja...perdón ¿dices pechos postizos?¿pelucón?...eso ha sido que no ibas maquillado con los colores de la temporada
Yo creo que una solución es nada más entrar pegarle al Demonio con tu curriculum en los morros, lo paras en seco...la imagen funde en negro....y empieza a sonar la canción de la coca-cola...te despachas agusto...no te dan el trabajo pero un tipo que trabaja en la planta cuarta y que pasaba por alli a dejar unas fotocopias te has visto y tiene un cuñado que es dueño de un bar de carretera y que necesita un notas así para un espectáclo que está montando...te pide el teléfono, no te asegura nada pero...no necesitas curriculum...mejor porque el Demonio se ha tragado la última copia...el cd con los arrebatos te lo has olvidado en el último urinario público que has visitado antes de llegar a la entrevista por la cosa de la flojera y...seguro que ya no está...
¿Podría ser no?
:P
¿Besos?

Manuel Márquez dijo...

Aquí, compa Joan, y a diferencia de las historias "convencionales", nunca sabes cómo empiezas, pero siempre sabes cómo (y, sobre todo, dónde...) acabas. Muy divertido, vaya que sí, e ingenioso (por cierto, la e-variante, también muy molona, todo hay que decirlo...).

Nos vemos en los bares (¿dónde, si no, visto lo visto...?).

Un abrazo.

Joan dijo...

Lara, de bar en bar hasta que me encuentre al compa Manuel, y a todos los que se unan, claro.

Tha, ¿opo qué? Qué perezón, ¿no?

E, podría ser menos en lo de los urinarios públicos. La flojera es inaliviable (¿?) en esos sitios (a los que algún día dedicaré un post). Sólo los piso en caso de extrema urgencia.

En los bares, Compa, eso seguro. Ahí te veo para brindar.

Buen fin de semana

Thalatta dijo...

Vengo de parte de la liga en defensa del pepino en ensalada, y sepas que se han sentido ofendidísimos por compararlos con los que se mezclan con carne, que ellos son campestres y pacíficos, nada que ver con otra cosa que no sea hacer un rico gazpacho o una ensalada de la huerta.
No obstante, y pese a los pepinos, te envío un beso

Joan dijo...

¿Esos no eran unos proscritos?

Además, he recibido varios e-mails de la Asociación de Combatientes ontra el Gazpacho (la A.C.GA.) y están empezando a movilizarse. La represión pepinil sólo será el principio.

Mejor un beso que una ensalada apepinada.

Thalatta dijo...

Dicen los de la liga que van a empezar la lucha no-violenta y que no se sienten intimidados, que ya han hablado con el movimiento "vichyssoise" de las cremas frías, y junto con ellos extenderán panfletos aleccionando al personal sobre los beneficios vegetales (alarga un 30%... la vida, lo demás seguramente también). Acaba de llegar un mesaje de los tomates cherry y las escarolas. Esto no ha hecho más que empezar...
Besos verdes

Joan dijo...

Tú lo has dicho, no ha hecho más que empezar. Desde aquí y con viva voz proclamo un

¡¡VIVA LA CARNE!!

Un abrazo carnívoro poco hecho, que sangre

Mon dijo...

Como amante de las verduras (y ex-vegetariano) que soy debo manifestar mi oposición a todas esas ligas que asesinan y consumen vegetales. ¡He dicho!

Thalatta dijo...

¡Viva la carne! ups... esto... la otra... no la de comer y eso, bueno sí la de comer... pero no con tenedor... ¡que viva el sexo!
En cuanto a esa nueva tendencia de elementos subversivos "ex", la liga de pepinillos, tomates, calabacines, lechugas, borrajas, escaloras, manzanas y demás (quede entendido que los "demás" están tipificados con su nombre en igualdad de condiciones y derechos, en el anexo I de los estatutos de la asociación "vegetables is good") lanza una hoja de rosa (a última hora las rosas, claveles,jazmines y demás flores susceptibles de comerse... o no, se han unido a la lucha de no se sabe qué, porque andan un poco liados) de concordia y paz al amigo "mon", en el sentido en que no se asesina y mata, ni se consume, sino que todo entra a formar del círculo eterno de la vida y el akuna matata de la universalidad.
(El ajo, gran sabio donde los haya, me insta a callarme ya, y yo como buena seguidora, le hago caso)
¡Salú buena gente!

e-catarsis dijo...

...desde luego ccomo sois los del chuletón...

Lluna de foc dijo...

Triste reflejo dela sociedad que quiere currar... el Demonio es lo peor... al final las entrevistas ya mela sudan pero y los psicotécnicos? que decir de ellos?

Joan dijo...

Mon, me opongo a todo lo que usted diga, ya lo sabe. Menos cuando proponga retomar el ocio, wii mediante.

Tha, este post ha sido al estilo E-catarsis, ¿verdad?

Somos los elegidos, E.

Lluna, los psicotécnicos son la tortura directamente.

Corpi dijo...

Joder, y pensar que yo iba para demonio. Menos mal que se torció el camino.
Muy bueno