31 de julio de 2007

Cabezaditas remuneradas

Queridos visitantes,

Os anuncio que me tomo unas pequeñas vacaciones hasta septiembre. Y es que la inminente llegada del mes de agosto y sus calores, perezas, temáticas vacías, resacas... puede resecar cualquier conexión sináptica (si es que la hay) en mi cerebro. Además, me estreno en un nuevo trabajo que combino con el actual y por eso me espera un mes estresante como mínimo.
Disfrutad de la playa por mí, nos leemos en un mes.

PS: Os dejo un post que he escrito en uno de mis innumerables momentos narcolépticos delante del ordenador de la oficina.


Cabezaditas remuneradas


Duerma las horas que duerma, descanse por la noche o tenga insomnio, salga de juerga o descanse en casa, pase lo que pase, el ataque de sueño siempre me visita a media mañana en la oficina. Es una cita diaria marcada en mi destino. Ya puedo cambiar de postura o levantarme a por un café, que dos o tres cabezaditas (o cabezazos, más bien) no me los quita nadie. Y a vosotros también os pasa. Sé que os intentáis ocultar, sé que pensáis que nadie os ve y que habéis disimulado bien. Todo mentiras autoinflingidas.

Y es que empezamos la jornada laboral sentados correctamente delante de la pantalla, espalda erguida, tecleo firme e ideas ordenadas. Poco a poco, la curva de la espalda aumenta, utilizamos sólo un dedo (el meñique, claro) para escribir y pensamos en… No pensamos.



Uno que no piensa

Y no lo hacemos porqué el cráneo ya ha cogido su propia inercia. Cual caída libre, el viento roza nuestra cara y las lagrimillas brotan hacia los laterales, el pelo ondea hacia atrás y las mejillas aparecen trémulas. Y entonces actúa el sistema nervioso y de manera involuntaria evitamos, normalmente, el impacto contra la tecla espacio. Conozco a más de uno que escribe sus informes sólo con la frente, son casos perdidos. Hay que reaccionar rápido, abrir y cerrar al azar un par de documentos, teclear alguna dirección en el navegador y, como siempre, coger el móvil y disimular.

¿Cómo evitar estos ataques de sueño, beneficiar al trabajador y, al mismo tiempo, que la empresa aproveche nuestro rendimiento? Muy fácil. Favoreciendo el sueño laboral. Nada de conciliaciones de vidas familiares, ni permisos por paternidad. La medida estrella es permitir la baba colgando, colocar almohadas estratégicamente al lado de la impresora o habilitar salas sumidas en la penumbra con colchones disponibles para todos.


Yo no trabajo pero tengo un sueño


Así ahorraremos tiempo por la mañana. Bastará con saltar de la cama y ya estaremos vestidos para ir a la oficina. La elegancia se basará ahora en el estampado de los pijamas, animalitos para los jefes, deportes varios para los empleados y lisos para los becarios. ¿Que te da el sueño mortal? Pues cabezadita en la postura que más te guste y a los diez minutitos seguimos trabajando con un rendimiento mayor, descansados y con ropa cómoda.

Ahora bien, no hay que dejarse llevar. La funda nórdica está prohibida y los ronquidos son sinónimo de despido. Tampoco estará bien visto hablar en sueños ni enroscarse bajo las sábanas por un calentón. Impriman esta página, entréguenla a sus jefes y ya verán como mejora su vida laboral. Felices sueños.

16 comentarios:

Oliveria dijo...

es una pena que...ZZzz..(carraspeo), se ausente usted tantos días...ZZzz..mmju, este...que pase un excelente verano.


besos modorros...ZZZZzzz...

Harvester Of Sorrow dijo...

No sé si felicitarte por tu pluriempleo, cual José Luis López-Vázquez en los 60 (¡las sueeeeeecaaaaas!) o compadecerme por tu reclusión estival, que te volverá la piel más blanca que la de Andrés Iniesta. Eso sí, tendrás doble ocasión de hacer la siesta, con cabezazos como un Santillana de la vida.

Esperaré ansioso tu retorno al mundo blogeril. Yo seguiré publicando, por si te aburres o no tienes más sueño.

Salud!

denke dijo...

yo tb ando en curro nuevo...
suerte y hasta septiembre!

Thalatta dijo...

¡Feliz currooo! espero que no tengamos que lamentar daños colaterales en la cabeza y la mesa del nuevo curro sea almoadillada como debe ser.
Lo de entregar el panfleto al jefe como que... verás... hmmm... otro día si acaso y eso...
Para mí sería imposible dormirme en la oficina, aunque ganas no me faltan y ¡voto por la sala en penumbra y con colchón o sofá!
Besitosss

Corpi dijo...

Apoyo con mi voto esta nueva propuesta.
Felices vacaciones.

aminuscula dijo...

Lo que más me gusta es lo del pijama estampado. Es que yo no doy nunca una cabezadita, no puedo, por mucho que lo intente. Eso si, lo del pijama me ha llegado al corazón.

Feliz mes estresante!

e-catarsis dijo...

Snif otro que se va de vacaciones...snif

Me parece tremendamente discriminatorio y clasista la diferencia en el estampado "pijamil"...Marx...¿tú no dices nada?
:P

Besos lumpen tefastidias

alter ego dijo...

Qué sueño me ha entrado al ver la foto del niñito bostezando... Aún no me he recuperado ksjdfkqopiuoiswjf afsf asfsdf...

Manuel Márquez dijo...

Compa Joan, aunque nos dejes huérfanos de tus siempre ingeniosos y bien trovados cuentos blogueriles, espero que las vacaciones te vengan bien y retornes con las pilas bien recargaditas (eso que disfrutaremos...).

Un abrazo (y feliz pluriverano...).

Camiseta Personalizada dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).

Lluna de foc dijo...

que pases una buenas vacaciones, entra con fuerza para soportar dos trabajos y a ver sinos pagan las siestas laborales!!

Marc dijo...

Siiiii! Grande, muy bueno el post, quién no se siente identificado...

No olvides la tortura que supone para los que trabajamos a jornada partida la vuelta al trabajo después de la ingesta incontrolada de alimento...

Si las cabezadas de media mañana son obligadas las de las 3 de la tarde son del todo inevitables! Y ahí el café no tiene nada que hacer, es genético, sí, el gen de la siesta, algo que tenemos desde bebés (después de comer se duerme) y que nos van robando a medida que crecemos...

Lo peor es quedarse frito y que te salte el protector de pantalla a los 10 minutos... Si te pillan no tienes excusa!

Lúzbel Guerrero dijo...

Querido Joan, lo que me he reído en los últimos minutos, harían, si yo fuera un tipo agradecido, que intercediera ante sus jefes, (ahora que estará pluriempleado) para que tomaran en cuenta su iniciativa; pero no, va a ser que no. ¡No vea lo que me divierten estas elucubraciones suyas!; si se convirtiera en un tipo leal y eficiente, yo me las perdería.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Para la narcolepsia nada mejor que ingresar a la iglesia luciangélica.

Soy la COMANDANTE GENERAL.

Un gusto.
Mi blog está en el aire.
Sólo hay que picar en el nombre.

(es poesía, pero te va a gustar)
-solo apta para personas inteligentes-




Joan ¿es por Serrat?
ay, que guapo ese catalán.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

camisetas personalizadas me gana en marketing por una cabeza (de un noble potrillo) jajaja

Saludos salmónicos.

Lu

XerophussS© dijo...

¡Ups! 27 de Agosto...¡Ya queda menos!

Y que guapo se siente uno cundo estrena algo...aunque sea un trabajo!

Carpe diem!