13 de julio de 2007

La vergüenza, lo incómodo

No quiero ni verlo

- Tener que pedirle a un amigo que te devuelva el dinero que le prestaste, cuando debería ser él quien se apresurara a devolverlo.

- Inclinarse para dar dos besos a una desconocida que te están presentando y que ella alargue la mano. La situación suele terminar dándole la mano y los dos besos. Ridículo total.

- Hablar con alguien al que le cuelga un moco de la nariz. Encima, con los movimientos de la cabeza le da un vaivén peligrosísimo. Es inevitable mirarle directamente a la nariz (y no decir nada, por supuesto).

- Caminar solo por la calle y caerse. Uno se levanta y lo primero que hace es mirar si alguien le ha visto. Después huye rápidamente de la escena del crimen como si nada hubiera ocurrido y con gestos de disimulo (el truquillo de coger el móvil ya no cuenta).

- Contar un chiste o una anécdota y que sólo te rías tú. Empiezas con una carcajada y acabas con una risa nerviosa aún más patética que la ocurrencia que has tenido.

- Sufrir una acumulación de sangre repentina en el palote en público. ¿Por qué saldrá la espada láser a su voluntad? ¿No se acabó la adolescencia hace tiempo? ¿Serán hormonoas rezagadas? No me apetece ser un reloj de sol involuntario.

23 comentarios:

Thalatta dijo...

jajajajaja, yo cuando me caigo, esté o no esté acompañada, me río siempre la primera así ni ridículo ni nada, unas risas y ya está.
Lo de los chistes puede pasar al revés que alguien lo cuente y la única que se ríe eres tu, pero a carcajada limpia.
También lo debe pasar fatal el que aplaude en mitad de un concierto de esos serios, cuando no debe.
¿Y si te sale un plan y no te has depilado o te pilla con las bragas de cuello alto?
Paro ya...
Besoss

Nosotras mismas dijo...

Esa vergüenza ante el ridículo cotidiano la hemos vivido todos y la seguiremos viviendo, así que no te preocupes.

Saludos.

Imagine Photographers dijo...

Habra que darle la vuelta: pidel a tu amigo aunque sea poco, algo prestado
Dale la mano si es fea y si no, antes que nada le avisas que en tu pais se dan tres besos
Si te caes, quedate quietecito un rato, asi val�oras la situaci�n, descansas y experimentas con la Teoria de la proximidad del suelo y en el mejor de los casos vendra una bella dama y te salvara.
Lo del moco lo mejor es ser sicero, evtaras el moco, tomaras la iniciatiba y encima quedaras bie quitandole importancia a la cosa.
Lo del chiste es mejor que lo cuentes a gente que sabes que ya no cuentan co tigo, asi no pierdes nada.
Y lo del laser ese pues ya sabes...si no pasa desapercibido pudes comentar que eres asi, con naturalidad y vete a saber, igual a alguien le hace gracia, nunca se sabe. La naturalidad vende.
Saludos

alter ego dijo...

Me he jartao de reír. Creo que me han pasado todas, sin excepción. Lo de la mano y los besos siempre, siempre sucede con las extranjeras.
Lo de la anécdota, me ha pasado hace poco. La típica historia de un bar de copas y exabrupto machista de un conocido. Claro, al contarlo entre los amiguetes, muertos de risa, encanados, llorando de risa. Con la inercia, se lo conté a mi chica y... ni puta gracia, oye. Ni una mueca. Menos mal que no lo conté delante de su madre!

myss dijo...

jo lo del moco, mejor diselo hombre, que aún peor es hablar durante media hora con alguien que te está mirando la nariz con aire raro y después entrando en el ascensor comprobar que tienes un objeto non identificado suspendido de los orificios nasales... ( o que tienes un trozo de ensalada como una casa en el incisivo derecho)

Joan dijo...

Tha, pensaba que sólo mi abuela las lleva de cuello alto y afelpadas, pero veo que hay más personas... Lo del aplauso entre la multitud es otro clásico. Me gusta tu manera de tomarte las cosas.

Bienvenidas, nosotras mismas. Esa es la definición: "el ridículo cotidiano". Imposible escaparse.

Qué tal, imagine photographers? Veo que eres (o sois) de la escuela de Tha, ¿a ver si voy a ser el único al que le incomodan estas cosas?

Mmmmmh, alter, ¿siempre con extranjeras? A saber qué estarás haciendo... Ah, los caminos de lo risible suelen diferir entre hombres y mujeres, sobre todo en estos casos.

Joan dijo...

Sí, myss, los "paluegos" suelen dar una impresión genial también. Especialmente si están situados entre las dos paletas frontales y hacen efecto gusano (hilillo colgante).

PS: Te debo aún la visita

Lluna de foc dijo...

Cuánta vergüenza!! Estas situaciones son fatales para uno y para su salud psiquíca... lo peor tambien es cuando te llaman por telefono y te preguntan: ¿quién soy? lo odio y además si no haciertas todavía es peor....
Besos

tia cookie's dijo...

Ánimo chicos, yo descubrí de una venerable octogenaria que las peores situaciones se superan con grandes dosis de humor vital (aceptamos risas nerviosas como humor). Lo del moco es una prueva dificil de superar pero cuando ya lo has hecho una vez el resto es fácil...y la gente al final lo agradece...sobre los "paluegos" se podría hacer un blog entero.

Oliveria dijo...

que triste, en la secundaria me toco lo del moco, y yo era la protagonista...el estupido moco resoplaba, no me imagine su grandeza hasta que fui al baño y horrrroooorrrrr!!... :S

eso si, si me caigo me ataco de la risa...cero pena.

Harvester Of Sorrow dijo...

Ir a un lavabo público y que se te escape el cuesquete de "salida" antes de mear, mientras los dos hombres que tienes al lado miran hacia el infinito con sus chuchas en la mano. Eso es ridículo, amigos. O también contar el típico chiste de Irene Villa o similares en un grupo donde se encuentra alguien con un familiar discapacitado y tú eres el único que no lo sabes. Intentar descifrar esas miradas es imposible. Sólo cuando ya has metido la pata hasta el fondo te das cuenta de su significado... sad, but true.

e-catarsis dijo...

jaja ¡qué intenso eres! ;-), la verdad es que me he caído, y bueno...como soy torpe...no pasa nada, un invierno cada vez que llovía...lo juro, lo peor, la ropa pa tirarla no sabes como mancha el suelo de la calle, no salen esas manchas...y las explicaciones que tienes que ir dando por ir hecha un desastre desde bien temprano...

Lo del moco..uf que rato, que no sabes que hacer ni para donde mirar entonces es mucho peor porque empiezas a hacer gestos raros ( por ver si se da cuenta) y el otro a mirar para detrás y tú con cara de idiota y seguro que él pensando lo peor de ti...en fin

Me has hecho reir...muuuuchas gracias

PD Por cierto y la pizza al de abajo ¿quien demonios se la paga?
:DDDD

Joan dijo...

Noooooooooooooo, se borraron mis respuestas. Mierdahijosdeputablogger.

Os decía que...(así, en plan resumido)
Lluna, igualito que cuando te encuentras a alguien por la calle y te dice "sabes quién soy?", pues el mismo careto.
Tia cookie's escribamos el blog de los paluegos ya.
Oliveria, ¿tan grande era?
Harvester, el pedo de la risa floja también es mortal.
E, se le pagó la pizza en especies.

myss dijo...

qué son los paluegos?

e-catarsis dijo...

Ahhh que volvemos a los tiempos del trueque
:))

...fascinante...¿hubo propi? ;-)

Joan dijo...

Myss, son las reservas de víveres que guardas entre tus dientes para luego. De ahí su nombre, de la contracción de reservas (pa) y víveres (luego). ¿O no era así?

E, más que propi hubo paga doble. Y horas extra.

e-catarsis dijo...

jajjaaj sin comentarios que no serían politicamente correctos y..una es muy seria para sus cosas
:P

Mon dijo...

Juas juas juas. Muy bueno, amigo Joan. También cabe considerar cuando vas a un baño público y al lavarte las manos descubres que el grifo es inevitablemente binario (o está cerrado o saca un caudal de agua a razón de 900 litros por segundo). El efecto es que te salpica y te moja los pantalones a la altura de la entrepierna. ¡Qué vergüenza salir así! Encima tienes que explicarlo antes de que la gente haga cábalas.

al dijo...

Yo cuando me caigo, me levanto sin demasiados complejos. No es dignidad, si no que uno es torpe y lo tiene asumido... Eso sí, me cuesta mucho mucho mucho no reirme de las caidas de otros. Y os puedo asegurar que no es una buena forma de ir haciendo amigos...
También es bastante humillante que tu actual novia relea en voz alta una bonita poesia de amor, en la que solo decías tonterías, que le escribiste a tu ex cuando tenías 15 años.

osiris dijo...

Vergüenza de verdad es cuando te pasas un día mirando tetas y culos como de costumbre pero al final del día te das cuenta de que no has llevado las gafas de sol porque hoy no hacía sol...

Por otro lado las "crecidas espontáneas" me pasaban a mí en la uni, en clase de análisis matemático, cuyo profe era un señor calvo. Llegué a preocuparme.

Corpi dijo...

Joder tío, qué bueno eres. Había visto tu foto muchas veces por los blogs que yo también visito pero no había entrado nunca en el tuyo. Craso error. Eres muy divertido y de ahora en adelante te visitaré amenudo. Los blogs nuevos que visito y que me gustan los pongo en cuarentena para ver si cumplen las espectativas. El tuyo lo enlazo directamente.
Enhorabuena.

Joan dijo...

E, sí, sí, correremos un tupido velo (sin guasas con lo de correr, ¿eh?)

Estimado Mon, la gente hace cábalas con o sin explicación. El ridículo es inevitable.

Al, ¿y continúa siendo actual?

No te lo creerás, Osiris, pero cuando escribía el post estuve a punto de citar un caso como el tuyo. No era análisis matemático pero casi: vídeo sobre fósiles en clase de naturales :O

Muchas gracias, Corpi, quedas enlazado también. Te debo la visita.

Marc dijo...

Acertado, pero incompleto, pues son muchas las que podrían mencionarse y que preferimos a veces olvidar...

Mi pequeña contribución: situación en un lugar público invadido por el murmullo general donde uno se deja llevar e incrementa los decibelios de su conversación hasta el nivel casi del grito con su(s) interlocutor(es). De pronto se hace un silencio parcial y uno queda vociferando a la parroquia y su conversación (normalmente estúpida, sobretodo fuera de contexto) queda al alcance de todos los presentes.
La reacción suele ser una disminución progresiva del volumen en cada palabra siguiente, acompañada de cierta deceleración en el habla y mirada vergonzosa a amigos y resto de asistentes...
Ah sí! También vas perdiendo centímetros de altura hasta reducirte al tamaño de una pulga, para pasar desapercibido y salir brincando del lugar!

Felicidades Joan por tu primer año en el blog! Sigue entreteniéndonos! Las risas también son gratis ;)