5 de octubre de 2006

Cerveza... ¿demasiado fría?

Aquí tenéis la razón por la cual no hay que olvidarse de haber metido la cerveza del súper (caliente) en la nevera para que se enfríe rápido.




5 comentarios:

Miriam (flxt) dijo...

No hombre, si acaso un poco fresquita...
Un saludo!

Joan dijo...

El granizado involuntario no fue buena idea...

Anónimo dijo...

Lo peor es que te queda la verdura conjelada con un sabor a cervecita sospechoso.un consejo(durante unos dias no invites a la suegra a comer)
un saludo.

Dr. Strangelove dijo...

Joder! qué lástima de cerveza! Eso sí que jode. ¿Se salvó algún botellín? Siempre hay que buscar consuelo.

Un saludo. Y atento al congelador.

Joan dijo...

Pues ni un botellín. La congelación hace que las burbujas se vayan al traste. Bueno, si a alguien le gusta la cerveza fría pero sin gas...
Los astros no me sonríen.