2 de agosto de 2006

Imitar

Es apasionante como el ser humano, en su afán de perpetuar el éxito ajeno, copia sin más, plagia con descaro y no se preocupa en absoluto de la creación, del trabajo o del esfuerzo. Viajamos hacia lo plano, lo homogéneo, la uniformidad. Además, aquel que sobresale es tildado de raro o simplemente apartado. Humanos como el pájaro lira.

1 comentario:

Mon dijo...

Quin bicho mes fru!