25 de octubre de 2010

Microrrelatos breves

¿Tan breve?

Hambre
Cuando se abandonaron al canibalismo, ya nadie tenía dientes.

Bonito cadáver

Primero, rímel, pintalabios, maquillaje. Luego, la Magnum 44.

Verdad

En una realidad alternativa, este blog sería la leche.

Matinal

Al muñeco de barro no le gustaba ni fumar ni el café.

Prioridades

En ese momento, la vida del paciente pendía de un hilo. Qué mala suerte que le llegara un mensaje al cirujano.


Otros:

Negros

Apocalípticos

Domésticos

7 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Compa Joan, sigues empeñado en no machacarte mucho con la "ciberpluma", ¿no...? De todos modos, si es verdad eso de que lo breve, si bueno, y tal, y tal, en tu caso está bastante justificado. Te han quedado contundentes los micros, vaya que sí...

Un fuerte abrazo y buen día.

Joan dijo...

Con estilo, pero dando palos, ¿eh? Joé, compa, hago lo que puedo, que, de momento, no es mucho.

Un abrazo

Folken dijo...

Archienemigo:
Siempre lo supe. Yo no soy racista, pero él era negro.

El Hombre de la Pústula dijo...

Yo aplaudo esta categoría, especialmente al muñeco de barro, que me ha llegado al corazón, me identifico, vaya, le aplaudo con manos de barro.

VP: VINGS

Joan dijo...

He difundido su relato, estimado Herr, obteniendo algarabía y júbilo en los receptores.

El barro y sus variantes son uno de mis leitmotivs, Pustulman.

denke dijo...

Oh mon dieu! mi comment no esta! censura? la rebelion del mozilla? ineptitud por mi parte?
No se que dije, pero era sarcástico y a la vez fresco, eso lo recuerdo...

Joan dijo...

Lo de los comentarios fagocitados por el navegador empieza a ser un clásico en el mundo blohjg, mi no comprender porque ocurre. Por si acaso, a veces utilizo el Guor y copiopego.