28 de junio de 2007

Microrrelatos negros


Salvación
Cuando vio el cuello de su amada, la sangre que brotaba de la arteria seccionada le salpicó en los ojos. Al abrirlos corrió hacia la salvación, sin embargo el reflejo de la hoja del cuchillo surcando el aire hacia su cuello le anunció que ni siquiera llegaría al teléfono.

Investigación
Teléfonos incansables, martilleantes máquinas de escribir y humo por doquier. En la esquina, el detective Simons aguantándose la cabeza entre las manos. En su interior, el silencio más absoluto y, a su lado, varios archivos de asesinatos encima de su mesa.

La pista
El jadeo se acelera. Le queda poca sangre. Suenan sirenas a lo lejos. Demasiado lejos. Intenta escribir algo, su nombre, un indicio, algo. Quizá con la sangre que emana incesante de su orificio de entrada. Todo el esfuerzo se hace inútil cuando suena un segundo disparo y, segundos después, el chirrido de unos neumáticos.

El debate

A un lado, la placa, la cartuchera, la pistola y el uniforme. Al otro lado, la mafia, las pistas, las pruebas incriminatorias, los cadáveres y las calles. En medio de todo, el fajo de billetes que lo tapará todo.

9 comentarios:

e-catarsis dijo...

Me gustan más los relatos en los que la protagonista es una femme fatale, una Circe cualquiera habría estado bien, pero ¿un poli corrupto?...hijo no sé, es muy de andar pore casa ¿no?, tan cotidiano como mis zapatillas de peluche, pero algo bueno ha tenido la cosa porque he recordado una canción de los Velvet Underground...hale señor Miller que me voy a escucharla :P

Saludos a la contra...de...desde...en...entre...hacia...hasta...para...por ...según...sin...:P
-Mal estas hija
-..ya
:))

alter ego dijo...

A mí me ha gustado mucho. Me va el género, qué le puedo hacer!? Ha llegado a producirme cierta tensión con sólo 4 líneas. Muy bueno.

Manuel Márquez dijo...

Compa Joan; de éste, al menos, me queda la completa seguridad de que es ficción (¿o no...? Porque si es un caso real, dime de cuánto es el mazo de billetes, e igual podemos llegar a un acuerdo razonable...). Otra curiosidad, ¿la ilustración también es tuya...?

Enhorabuena, y un abrazo.

Joan dijo...

También me gustan las femmes fatales, e, pero no vino la inspiración. Por cierto, quizá no se capta, pero, en principio, son historias independientes. Ahora que lo releo pueden parecer retazos de un mismo patrón. Bueno, queda a gusto del lector.

Me alegro, alter, esa es la intención (o una de ellas).

Ojalá fuera mía la ilustración, compa, dibujo peor que un perro manco. La he "robado" de una güé que hablaba de Sin City. Por cierto, el fajo son dólares manchados de sangre. 30 de los grandes. ¿Aún te interesa?

Manuel Márquez dijo...

"Peor que un perro manco"... vaya crack que estás hecho, compa Joan (y me apunto la frase, igual te la chorizo para algún artículo, un día de éstos; ya sabes aquello de "quien roba a un ladrón...", y tal y tal. ¿30 de los grandes...? Jodé, Joan, con eso no vamos ni a Alhaurín... pensaba que estábamos hablando de algo serio. En fin...

Que disfrutes del fin de semana, y un abrazo...

Thalatta dijo...

PUes ahora no comento que estoy en el blog de tu amigo Mon

Joan dijo...

¡Qué ultrajante!

e-catarsis dijo...

Yo estas semanas el "captador" lo tengo en una caja...embalaó...ains....porca miseria
:P

Thalatta dijo...

¡Ya estoy aquí! oye... que me han encantado los micros estos, sobre todo el primero, que he visto al asesino y todo.
No estoy inspiradilla para poner un comentario-micro, para otra vez :)
(Si tardas mucho en postear igual vengo y pongo argo más)
Hala besillosss