27 de junio de 2007

Amemos/odiemos a Mon



Es motivo de honda satisfacción dar la bienvenida a la blogosfera a mi amigo Mon. Sed crueles con él para que desaparezca de ésta, nuestra comunidad, aquí no hay sitio para mangantes como él. La hermandad debe de permanecer pura, quememos su blog. Dichos las tonterías de rigor, os invito encarecidamente, os conmino, os mando directos a visitar su recién creado espacio postil. Si tenéis paciencia y si él tiene constancia, el enriquecimiento será mutuo (vale, después de los puñales, ahora pasamos al enjabonamiento). En fin, visitadle y, si os gusta, repetid.

5 comentarios:

Mon dijo...

(Un disimulado intercambio de maletines)

e-catarsis dijo...

¿Pero este paga?
:P

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Si tú lo recomiendas, habrá que darle un oportunidad jejejeje.
Un saludo.

XerophussS© dijo...

Sí, sí, cebémosno con él. Y yo me pregunto, ¿por qué o habrña ninguna ceremonio en plan "nuevo-que-entra-y-todos-le-linchan"? Como cuando Homer entró en aquella secta de cuyo nombre tengo el terrible presentimiento que no me acordaré cuando termine esta laaaarga frase.

Pues no, no me acordé XDD

Un saludooooooooo

Thalatta dijo...

otro más???? vamos allá aunque solo sea por el nombre (ná mi hermano que se llama así pero en vez de mon, rai)