4 de octubre de 2010

El suicida patoso

Se sube a la silla, introduce el cuello por el hueco de la soga y se deja caer. Al ser un lego en nudos, éste se deshace y el suicida patoso cae a lo Million Dollar Baby, pero golpeándose en la tibia y sufriendo un gran dolor. Todo, eso sí, en plano secuencia.

Es un fumador tan empedernido, que cuando cierra la puerta del garaje y empieza a inhalar el monóxido de carbono, no puede dejar de aspirarlo con placer y forma bonitos aros de color negro.

Baja al supermercado, compra varias botellas de tequila y en la farmacia tres o cuatro cajas de barbitúricos, ansiolíticos y colutorios. El colocón es tan sumamente placentero y colorido que en lugar de morir, consigue una adicción extrema.

Se introduce en la bañera, el agua caliente, los vapores empañan los cristales. Procede a seccionarse las venas y deja manar la sangre. Sin embargo, el agua está casi en ebullición y cauteriza las heridas a medida que se va cortando.

Al fin llega la definitiva. El suicida patoso con sus morados en las piernas, el cuerpo medio hervido, fumador de monóxido y colocado a lo gonzo está en lo alto de un rascacielos y, sin dudarlo, se lanza al vacío. Lo que no ve es que la alcantarilla está abierta y al caer con un salto inverso con tirabuzón y acabado en bomba las ratas le puntúan con un 7,8.

Desanimado, vuelve a su vida monótona. Se levanta pronto, se toma un café aguado, pierde el metro, llega tarde a la oficina, aguanta la reprimenda de su jefe, desempeña su trabajo con gran hastío y, al rato, se muere de asco.

10 comentarios:

El Hombre de la Pústula dijo...

¡BRAVA!

Me ha impresionado la cauterización de los tajos, ese baño en olla exprés, pero sobre todo la muerte por colutorio.

Enjuagarse la boca hasta la disolución total, así lleve años de escupir en el lavabo. Una utopía suicida.

Josep dijo...

Un 7.8 es una injusticia.

¿Acaso no tuvieron en cuenta las ratas la altura?

Me extraña que no se muriera del cabreo...

Mon dijo...

Suicida patoso. Pero patoso por no saber que la forma más rápida de morir lentamente es ir a trabajar todos los días...

denke dijo...

El cafe de maquina, eso si que es suicida (y no cafe)

Adhemha dijo...

Me has enganchado!, buen blog!.
Perdió el metro, pero al subirse podría haber muerto por una intoxicación, el olor a cebolleta a veces es insoportable......

Joan dijo...

Pus, eso terminaría con el hedor de los cuerpos putrefactos, haciendo de las morgues lugares con aromas a menta, eucalipto y flúor.

No tenía fuerzas para el cabreo, Josep. Y sí, los animales de alcantarilla son jueces muy severos.

Mon, clarividente as usual.

El café de máquina no es suicida, estimado Denke, es arma de destrucción masiva.

Gracias, Adhemha. En el metro, más que oler a cebolleta, hay algunos que te la quieren arrimar.

Jesús Garrido dijo...

hastío y asco, me suena

Anónimo dijo...

Encontre una Red Social para jugar online a mas de 30000 juegos, conocer personas, publicar tu empresa, publicar avisos clasificados, crear y participar en Blogs, Grupos y eventos, dan regalos y mas, esto es gratis y esta muy buena, la pagina es: http://www.wallsocial.com

denke dijo...

me encantan tus anonimos... los mío suelen ser señoritas rusas de castellano obtuso que dicen quererme en la distancia...

Joan dijo...

Al menos no escriben en chino. Ya me dirá qué contenidos hay que publicar para interesar a las féminas cirílicas. ¿Quizá alguno de sus posts acerca de la resaca?