31 de mayo de 2007

Cine negro

Un posible James Wigfield (Fuente: Animatrix)


Despacho del detective privado, James Wigfield. Escena en blanco y negro. El humo de un solo cigarro (sin filtro, claro) abraza toda la habitación. Hay un topicazo en forma de sombrero colgado del perchero. Las ventanas abiertas ofrecen la silueta de la ciudad a punto de cerrar el día. Wigfield está de pie, ocupado con su higiene nasal, cuando alguien irrumpe en el despacho.

- Ha pedido una calzone con champiñones?
- Te has equivocado de sitio, chaval. Esto es la ficción.
- Ah, perdón.

Ocurre un silencio dramático. Wigfield mira de reojo hacia al guionista con cara de vergüenza ajena y pisotea repetidamente el suelo en señal de nerviosismo. Por fin aparece la mujer fatal. Viste de largo, satén rojo, escote extremo y curvas de puerto de montaña.

- Hola.
- Has tardado mucho.
- Maldita sea, James.
-¿Un trago?
- Ponme otro whisky.
- ¿Otro?
- Había happy hour en el bar de abajo.
- Mierda…
- ¿Quieres que bajemos? Ahora dan chupitos.
- Mierda…

Wigfield gira su cuerpo y asoma un auricular incrustado en su oreja. Ahtletic de Bilbao 0 – Matalascañas CF – 1. La quiniela a tomar por culo. Mierda.


Minutos publicitarios

[…]


- …en ese instante!
- ¡Sí!
- ¡No! ¡Jamás!

El detective y la bella mujer han retomado el diálogo sin esperar al fin de los anuncios. El productor se ha cortado las venas y otros métodos suicidas ocurren por doquier en el plató. El guionista sonríe. En el despacho, ella da un portazo y el cristal donde, lógicamente, está escrito el nombre del investigador se rompe en mil pedazos. La corriente se lleva en varios remolinos los papeles de la oficina. Sin embargo, el humo permanece. Quizá por eso se le llame cine negro. Wigfield se gira otra vez, continúa mirando por al venana y retoma su hurgue nasal.

- Volverás, seguro

De lejos se oye el ascensor y justo antes de que se cierren las puertas, suena un pedo lejano.



Fin de la escena.

14 comentarios:

Mon dijo...

Muy bueno amigo Joan, pero me han quedado varias dudas existenciales leyendo el relato... ¿El happy hour es de garrafón? Porque de ser asi el pedo deberia ir con regalo amarillento en las bragas.

Joan dijo...

Usted, siempre tan fino, amigo Mon. Obviamente, el japi auer indefectiblemente siempre es de garrafón. Saque sus propias conclusiones.

Mon dijo...

Vale, otra duda es ¿en que cadena pasa todo esto? Es que si no no consigo ponerme en situación y hacerme una idea de cuánto dura la pausa publicitaria. Si hablamos de LaPesta estaríamos hablando de un tiempo razonable, como 10 minutos. En cambio si hablamos de Hortera3 o Pela5 entonces tendríamos que considerar también en que momento de la película estamos (porqué es una película, ¿no?). Si estamos al principio con un par de minutillos vale, en cambio si estamos al final deberemos imaginar una pausa publicitaria inversamente proporcional al tiempo que falta para que termine la película redondeando hacia arriba y tendiendo al infinito. Por favor, ¿podría usted aclarar mi duda? Muchas gracias por si acaso.

Joan dijo...

Lógicamente, si hablamos de cine, hay que verlo en una sala de ídem, donde los anuncios son proyección non grata (exceptuando al principio, ¡vuelve Movierecord!). En el caso de que se esté emitiendo por la tele, coincido con su apreciación temporal, sobretodo en la tendencia hacia el infinito. El redondeo temporal hacia arriba en publicidad es el cáncer del cine. Y es que para ver una película sentado en el sofá, hay que proveerse de una actividad complementaria para esos ratos muertos en forma de anuncios.

De nada, si es costumbre.

MALEFICABOVARI dijo...

Sinceramente, lo veo todo ficción....bueno, quitando el punto del garrafón, y la tía loba esa repartiendo... amor???¿¿¿
Pero está logrado, yo iría a ver la peli, eso sí, con la escena del guionista cortándose las venas, por dios... esa que no falte, que igual es merecido el suicidio y todo¡

Currymaedchen dijo...

artistazo!!!!!

Thalatta dijo...

tendríamos que ver esta peli aquí en España porque no se en qué sitio leí algo de que ¿iban a hacer nosequé con las pelis donde fumaban?.
No me hagáis caso, siempre me entero a medias de las noticias y es que aprovecho ese tiempo inmaterial o llámese como sea, de la publicidad, para hacer multitud de cosas; tanto es así que luego siempre llego tarde cuando por fin continúa la película. Qué de rollo si yo solo quería poner en el comentario "jajajajajajajaja"
En fin... Oiga que me alegra usted los ratillos estos de la vida y tal. Un besoooo

al dijo...

Sencillamente genial. Pero en el cine. En la tele no creo que aguantase. Y además, por qué canal te iban a emitir si el cine negro no es comercial??? Como no te pusiesen en La 2 de madrugada...

e-catarsis dijo...

-Núnca debiste cruzar el Mississipi forastero
-¿Emmm?...no si yo sólo vengo a entregar la pizza
-(¡)...
-Esto pesa mucho ¿de que está hecho?
-De la misma materia que estan hechos los sueños
Fundido en negro...rayado el repartidor y
THE END

Joan dijo...

Male, siempre tiene que haber alguna escena gore para darle el toquecillo caspa al producto. Estoy seguro que si llevo el guión a Hollywood me hago de oro, pero prefiero el anonimato.

Gracias, Curry :)

Tha, pues yo prefiero "rollo" a que sólo me ponga jajajajaaja. Para no perderme nada de la peli, he optado por ver únicamente las del *mul* (lo pongo así, que igual Ramoncín y los de la SGAE irrumpen en mi casa con una orden judicial).

Al, ¡cuánta razón! en La 2 y muy, muy de madrugada.

E-catarsis, esa debe de ser la versión director's cut, ¿verdad? Además sería un micrometraje de poco más de 30 segundos, pero bueno, en la tele serían capaces de poner dos cortes publicitarios.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Lo del pedo final, Joan, es para enmarcarlo.
Un abrazo, amigo.

Thalatta dijo...

hay otra cosa que se llama *orrent (por eso de la $$$$) que es mucho mejor y con el cuál podrías ver "24" subtitulado ;) en caso de duda llame en "talasoterapia"
Besosss

Joan dijo...

Amigo Gregorio, la escatología sutil siempre me ha encantado. Y, ¿por qué no? a veces también con brocha gorda.

Tha, el tema es que la tengo toda en mi PC, a puntito de meterla en DVDs y verla, pero no encuentro tiempo. Tendría que haber tiendas de tiempo:

- Hola, ¿a cuánto tiene la media hora?
- A 100 euros el minuto.
- ¿Y si el compro la hora entera?
- Le puedo regalar un par de minutillos sueltos.
- No me la envuelva, la gastaré ahora mismo.

Thalatta dijo...

que venga ahorita mismo e-catarsis que es la que más entiende de tiempo en la blogosfera ;)