17 de mayo de 2008

Evolucionar

En términos evolutivos, vivir más de 40 o 50 años es inútil. Es redundante.

La vejez es sólo un lastre en la cadena de la evolución que se permite a causa del desarrollo cerebral superior del humano en frente del animal. Sólo los lazos afectivos o sentimentales nos unen a unos cuerpos llenos de arrugas, no aptos para la reproducción y, muchas veces, necesitados de cuidados adicionales por parte de otros humanos. Y no empecéis con los comentarios tipo “Tío cafre, estás loco” o “Gerontocida” y demás mierda de grupos proabuelos y octogenariofílicos. Me limito a constatar un hecho, no abogo por la eliminación de los mayores de 50 años. Dicho queda.

- Este señor dice que somos redundantes

- ¿Redún qué? Eso lo serás tú, cerdaco


Si nos fijamos en el mundo animal, (por ejemplo, en los leones) podemos ver como se apartan de la manada –o son apartados por los más jóvenes- cuando su capacidad reproductiva o su fiereza para cazar se ven mermadas por el paso del tiempo.

¡¡¡Cuñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaao!!!

El caso es que en la sabana africana no hay IMSERSO ni excursiones de Mundo Sénior. Tampoco tienen un banco que les ofrezca fondos de pensiones leonados o una seguridad social felina en la que cotizar durante su corta vida. Ya no sirven. Los leones son como los productos de un Todo a 100, duran poco.

Por otra parte, en la escala evolutiva nos hemos desplazado de forma descompensada. Nuestro cerebro nos da conciencia de uno mismo, tenemos habilidades manuales superiores y la capacidad de hablar, pero hemos perdido la batalla en la fuerza y la resistencia. ¿Cuánto levanta el hombre más fuerte del mundo? Seguramente entre 200 y 300 kilos. Suponiendo que este hombre pesa como mínimo 100 kilos (eso no son músculos, se comen pelotas de Nivea y luego se las hinchan desde dentro), sólo levantan 3 veces su peso. Una hormiga levanta 50 veces su peso.

¿Qué resistencia tenemos ante temperaturas extremas?

Ninguna.

¿Qué caída podríamos soportar sin rompernos algún hueso?

Poca, seguramente.

¿A qué velocidad podemos correr? ¿A qué longitud podemos saltar?

Es patético compararnos con el reino animal en este campo. Pero tenemos la inteligencia, que nos permite estar por encima y alimentarnos de ellos.


¿Hola tienen bueyes?
Sí, ¿le mato uno?
Gracias, es para hacer caldo

De todas maneras, mirando desde la distancia, no sé si me interesa más saber escribir y razonar o levantar 50 veces mi peso. ¿No es más divertido devorarnos los unos a los otros que borrar e-mails de enlarge your penis?

Es por eso que os animo a volver a los bosques, a los desiertos, a las montañas, a las sabanas africanas y a las selvas asiáticas. Despojaos de vuestros bienes materiales, desnudaos y corred al monte. Que sobreviva el más fuerte. Vaticino que en seis meses más de la mitad de la población mundial habría muerto. Unos por el invierno atroz, otros por la falta de alimentos y los que quedaran, estarían tan débiles que hasta serían devorados por las ardillas. Mucho ojo con las ardillas, amigos. Creo que en ese momento volvería a reinar el equilibrio propio de la naturaleza. A ver quién caza sin armas y en pelotas. Volveríamos a la evolución en estado puro.

Yo, en cambio, habría hecho caso omiso a mis propias recomendaciones y viviría en una mansión lujosa. Me alimentaría a base de conservas y vinos gran reserva. Vestiría bata de seda, culottes de ciclista y manoletinas y pasaría del grito al susurro constantemente. El placer máximo. Uno de mis pocos contratiempos sería no poder compartir con nadie mi vida de asueto y relajo permanente, ni tener a nadie para jugar al Texas Hold'em… pero haber contribuido al bien de la Humanidad lo compensaría. Es lo que tiene la evolución.


Evolución en formato póker


Me ha quedado un post raro, raro, raro.

19 comentarios:

Natur Line Sex dijo...

Me recuerda a una serie de televisión de ciencia ficción que emitían en los 80 ahora mismo no me acuerdo del titulo, creo que se llamaba la fuga de logan en el cual la gente que se hacia mayor o algo así se la cargaban, también recuerdo Fahrenheit 451 dirigida por François Truffaut y protagonizada por Julie Christie, Oskar Werner,bueno me a parecido eso, como siga te hago un post. salu2

Harvester Of Sorrow dijo...

Juas juas! Impagable la descripción de tu vida de único superviviente en la mansión. Acabarías más pillado que el Daniel Day-Lewis al final de "There will be blood".

Lo divertido sería pasear por el mundo, una vez el resto de seres humanos se haya extinguido. Especialmente escalofriante sería el paisaje de Marina D'Or, Polaris y demás parajes del litoral mediterráneo.

Anda que el video que has colgado... qué es, el Mercadona de Nairobi? Qué aprensión, proclamo...

Joan dijo...

Puede sonar a eso...ahora bien, ¿a qué viene un enlace a una tienda en tu nombre?

Gran peli, Harvester. Imagínate todos los mamotretos de cemento vacíos, especialmente en el litoral valenciano.

Ah, y el vídeo es de un documental que vi hace poco: Workingman's death. Tremendo y altamente recomendable. Para luego quejarse porque hemos hecho una hora extra y no nos pagan.

denke dijo...

Tu propuesta me parece interesante. La unica acotación que se me ocure ahora es la falta de secuelas de GTA (y warhawk) y la desaparición de la Champions League (la razón por la que me levanto cada dia)

Marchelo dijo...

Genial tu post!! La idea que propones es parecida a lo que hizo Chris McCandless (biopic Hacia Rutas Salvajes, Into the wild). Muy buenas las fotos, sobretodo la primera!! En fin, post muy raro pero muy bueno :)

Saludos

El Hombre de la Pústula dijo...

Lamento llevar la contraria a alguien que se expresa con su indudable gracia y saber estar, pero lo ha entendido usté todo al revés: la lucha por la supervivencia es un mito que se proclama cual ley natural, para que los humanos urbanos nos dediquemos a competir entre nos, a ver quién se vende más barato como esclavo. Por ello también se nos concentra en ciudades, donde vivimos masificados y dándonos capones por conseguir un metro cuadrado de suelo. ¡Habiendo como hay campo de sobra, montes y praderas donde pudiéramos dedicarnos a folgar y plantar yerba!
Esto con el otro no pasaba.

Joan dijo...

Denke, poderosas razones hacen que te levantes cada día (uhm, no sigo que parezco Gandalf hablando).

Marchelo, apunto la recomendación, no la he visto. Qué bipolaridad catalán-castellano nos llevamos, ¿verdad?

Excelente reflexión, Hombre de la Pústula. Es usted un visionario total, le abrazo porqué somos pocos. Sin embargo, al mismo tiempor que le abrazo me tomo la libertad de diferir en su apreciación: Fíjese que al final, me quedo con toda la pradera para folgar y plantar yerba. Y el otro... ¿quién es?

denke dijo...

Hay conceptos sobrevalorados... Esta muy bien eso de folgar y plantar yerbas, pero acaso acercarían al televisor los 32 mejores folgadores de yerba de Europa compitiendo entre ellos para ver quien es el mejor..?

ha! lo dudo

El Hombre de la Pústula dijo...

Lo del "el otro" era el chiste fácil, claro. Es verdad que queda más gracioso cuando lo dice Esteso.
Y en cuanto a su plan de habitar una mansión, nadie en su sano juicio podría objetar nada. Es más, ante su propuesta de alternar gritos con susurros y vestir batines de seda (puedo sugerir un fez?)no cabe sino el más rabioso aplauso.

hypodermic-u dijo...

la evolucion no se vincula a numeros ni a especies animales, ha de ser lo mismo para el perro, el pez, o el ser humano ni se analizara por edad contable en un tiempo x inventado como metodo de medida de lo inmesurable, la evolucion de las especies nos ha posicionado en el ultimo escalon, desde el momento en que comenzamos la autodestruccion de nuestro entorno, cosa que ninguna especie realiza por ende evolucionaron mejor, existen especies con su inteligencia y su instinto cosa que nosotros ya perdimos han sobrevivido millones de años y conservando su entorno y su alimento, nosotros con nuestra aparaicion en el universo hace relativamente poco en comparacion ya lo estamos terminando y explotando al maximo por ambiciones de recursos, dinero poder etc... que inventamos nosotros mismos y que las consumimos en masa fomentando la autodestruccion...
...eso no deberia llamarse evolucion y menos, compararse con una especie animal, estamos muy por debajo como para intentar igualarnos...

visita http://hypodermic-u.blogspot.com ...te puede interesar...

denke dijo...

hum... no coincido demasiado con lo que dice el amigo del spam de aqui arriba.
El instinto es una serie de pautas heredadas, con lo cual es mutable. Negar que tenemos instinto es negar la transmision de conocimientos. Simplemente hemos seleccionado los que nos son útiles. A dia de hoy, a mi saber diferenciar los tipos de sauce para usar su corteza me es poco útil... Me sirve mas mirar a ambos lados de la calle antes de curzar (instinto que no tenia el ser humano hace 6 siglos jeje)

Joan dijo...

Le invito, Hombre de la Pústula, a morar -a modo de prueba- en una mansión con semejante indumentaria. Todo un placer, afirmo.

Señor del spam, no entiendo la lluvia de ideas que arroja en este mi blog. Sin embargo, la destrucción a la cual se refiere podría ser el clímax de la evolución. A mi plin, cuando llegue los gusanos me habrán comido todo lo negro (y lo que no es negro).

Gracias por usar la escritura automática.

Estimado Denke, vengo de diferenciar unos cuantos tipos de sauce y he usado las cortezas que me eran más útiles. La putada es que, para diferenciarlos, debía lamerlos de arriba a abajo y comerme las hojas más verdes. Después he cruzado sin mirar y me han atropellado. Pero el sauce estaba riquísimo.

Saludos a todos

estanli cuvric dijo...

Un buen apocalipsis nuclear a buen seguro que actuaría como magnifico exfoliante sobre este el planeta conocido como Tierra. Se produciría una soberbia expeleción de sobrantes y tropezones, convirtiéndose al tiempo el satélite solar en -de nuevo, como antaño- un caldo orignal; en el cual yo plantaría mi mansión flotante repleta de Chucrut y mujeres con una sola pieza.
Del bikini.

Corpi dijo...

Te imaginas lo bien que podríamos vivir sin abuelos. No se tendrían que pagar pensiones, los hospitales estarían casi vacíos, no habría residencias... Y no tendríamos memoria. En fin, todo no puede ser perfecto.

Cobre dijo...

Es la primera vez q te comento pero no me resisto a decirte q tienes razón, el post es raro raro!, pero muy cachondo y ciertamente cargado de razón, genial, vamos. Si los humanos todavía vivieramos en estado salvaje quedarían cuatro y reinaría el equilibrio en la naturaleza, pero como hemos "evolucionado"... Lo de los viejos es un poco cruel, pero es cierto, dime tu para q leches servimos a los 70 u 80 años!, y lo de las manoletinas, los culottes de ciclista y la bata de seda... me ha llegado al alma!.

Un saludo

Mon dijo...

Muy bueno el post, amigo Joan.

El darwinismo urbano será lo que acabe con la especie humana y no el cambio climático. Eso si el señor Bush y el señor Putin no deciden jugar a hundir la flota antes.

La disyuntiva que usted propone no tiene fácil solución. ¿Nazismo y mejora de la especie o humanidad y degeneración del ser humano?

Aunque estoy 100% de acuerdo en irme al monte a sembrar patatas y cuidar ovejas. Y cuando a usted se le acaben los grandes reservas será bienvenido en mi comuna jejejeje.

Tha dijo...

como se nota que eres jovenzano TODAVÍA pero cuando has dicho nosequé de 50 años se me han puesto los pelillos como escarpias (por lo poco que me queda).
Ná yo me sigo quedando en el campo y vosotros seguid ahí que luego nos estropeáis lo poco que queda.
Hala, un beso a pesar del susto

Joan dijo...

Estanli, no podría haber visión más idílica. Queda invitado.

Corpi, lo de la memoria creo que me ocurre los domingos. No sé por qué...

Hola, cobre! Gracias por comentar. Te recomiendo muy mucho que pruebes los culottes, son cómodos hasta niveles insospechados. Y, si mientras los vistes, gritas y susurras al tun tun, llegarás al éxtasis místico. Afirmo.

Mon, creo que estamos predestinados a vivir en una comuna con ciertas compañías que usted ya sabe...

Tha, nada de sustos... ¿o sí? Ya vendré yo al campo a ver qué tal se vive.

carmensabes dijo...

tienes talento ,y te sobra razón...