22 de enero de 2007

V.O.S.





El sábado fui al cine. Vi Babel en el Renoir de Palma. Impresionante. Una historia bien entrelazada en unas localizaciones más que atractivas y unas actuaciones sólidas (la realización no me pareció nada destacable). Antes de empezar la sesión, y también al final, mantuve una conversación con mis acompañantes (ciento cincuenta mulatas que se dedicaron a abanicarme) sobre la VOS. Versión Original Subtitulada. ¿Qué significa que la película es original y versión al mismo tiempo? ¿hay intención de confundir al espectador? No pude explicar mis teorías al respecto ya que, ante esta diatriba, las mulatas huyeron despavoridas con lágrimas de sangre en los ojos que se secaban con sus tangas de lentejuelas. Opté entonces por coger mi jet privado que me aguardaba en la segunda planta del párquing subterráneo del cine (aparcamiento gratuito durante la sesión) para viajar rápidamente hasta Reyjkavik. Fui directo hasta una taquilla para comprar una entrada de “Los obsexos”. Mis premoniciones se cumplían, se proyectó en castellano. Una llamada a mi amigo, el embajador cubano de Pernambuco, me bastó para saber que allí, en “Banderas de nuestros padres” (un tremendo tostón, lo siento de veras por los seguidores clintisbudianos) los protagonistas hablaban el yankee chulesco de toda la vida, nowuaraimin? Lukinatmi? Incluso mi amigo argentino, el ínclito Facundo, me mandó un burofax desde Chivilcoy anunciando que Friends se emitía en anglosajonáceo (toma pastillas de goma). Vos! Vos! Gritaba. No sé si refería a mí o a la, ahora en el punto de mira, versión original.

¿Son los dobladores una suerte de secta exclusiva salvaguardadora del castellano? ¿El espectador medio adolece de falta interés por los matices sonoros? ¿Suena igual “mierda” que “kuso” o que “shit”? ¿Cómo llegó Verónica Forqué a doblar el resplandor?

En fin, dirán ustedes. Pero si ningún cine proyecta cine en VOS. Pues aunque no se den cuenta, peor para todos. Les dejo con la mirada del personaje que más me cautivó, Chieko, en dura pugna, eso sí, con Amelia, la niñera de los enanos pitt-blanchet.



No me excedo más, que los bloggers de cine se van a creer que les quiero hacer la competencia.

PS: Más o menos, éste era el post que se me ha borrado. Un huevo y medio sin escribir y cuando me decido, se jode todo, todo se jode. Qué desesperación.

8 comentarios:

alter ego dijo...

Los dobladores le dan la vida a muchos personajes que en su idioma no valen mucho. Bruce Willis no sería el mismo si no fuese por quien le dobla. Qué me dices de Constantino Romero, que ha doblado a todos los tipos duros y robots del futuro que te puedas echar a la cara. Mención especial a los que doblan los dibujos animados: aún recuerdo con ternura a Doris, en Buscando a Nemo, la pez con memoria de pez doblada por Mabel Alonso.

Joan dijo...

Constantino me cae simpático, y quizá Bruce Willis no habría triunfado tanto. Pero si yo fuera alemán y C. Romero protagonizara una peli, me gustaría escucharle a él y no a quien le doblara en alemán.

Con el doblaje de Anabel Alonso me descojoné, lo admito, pero ¿Acaso la actriz que doblara ese pez es la original? En todo caso, sería el idioma pez, el mundialmente conocido péceo. Yo lo domino, pero no me extenderé sobre eso ya que no tengo el teclado adaptado.

Lluna de foc dijo...

Te devuelvo la visita! Que desesperación cuando ves que un trabjo, una idea o tiempo dedicado se va delante tuyo en un segundo por un error de lo mas tonto! Encima lo has provocado tu sin querer que esto todavia jode mas!
Me gisto tu post! Nos leemos!!!!
Besos

Dr. Strangelove dijo...

Estoy contigo en lo de la V.O. Una de las cosas por las que recupero películas en DVD es esa precisamente. Ya que los distribuidores huyen de las V.O. como de la peste. No me gustan los dobladores por muy buenos que sean, y los españoles lo son, porque a nadie se le ocurre retocar un Picasso o reinterpretar la novena sinfonía en su Casio PT-11 (órgano digital de los de toda la vida). Los matices que nos perdemos son infinitos.
Escuchar en V.O. a Clint Eastwood, a Scarlett Johansson y demás no tiene precio.

Cuidado con los post en blogger, siga mi consejo.

Un saludo.

e-catarsis dijo...

...pues yo es que en VO no me entero de mucho, porque imagino que se refieren a VO sin subtítulos ¿no?, además donde vivo a parte de no quedar cines decentes, no hay salas donde pasen VO, y la única filmoteca que hay está en manos de una panda de cluturetas postmodernos al uso que...en fin...no sigo que mi día cabrón estaba casi arreglado...por cierto excelente película y haga caso a Doc en lo referente a escribir en otro lado y pegar aqui porque...parece que sabe de que habla

Saluetes d'esos
...y no desfallezaca que nadie dijo que esto fuera fácil :)

e-catarsis dijo...

...quise decir culturetas...

oktomanota dijo...

estoy de acuerdo con el primer comentarista que sino fuera por los dobladores los actores principales no serian lo mismo , y oporto un poco,que no es el mismo doblaje aqui en España que en resto de paises hablante español,a mi me gusta el doblaje en español de españa por su puesto respetano a los demas ,
saludos
www.oktomanota.com

José Almeida dijo...

"¿Cómo llegó Verónica Forqué a doblar el resplandor?"

Pues si la historia es cierta dobló esa película bajo supervisión directa de Carlos Saura, que fue el director del doblaje de la misma.

Pero el tema es peor, porque por aquella época Kubrick, que era un tipo de lo más obsesivo, controlaba los doblajes de sus películas en el extranjero por lo que él, personalmente, dio el visto bueno a que la Forqué doblara a Shelley Duvall... Con lo cuál la pregunta sería...

¿Que se había fumado Kubrick el día que aprobó dicho doblaje?

Saludos