28 de noviembre de 2008

Diario de un asesino en serie

Querido diario,

Ya no puedo más. Ha llegado el día. Hoy he comprado los cuchillos, próximos apéndices de mis manos. Me he cansado de tanto vilipendio. El hastío de ser un hombre -por no decir deidad- en paro me ha convertido en un asesino en serie. No tendré piedad con nadie y, lo mejor de todo, es que podré culpar al sistema de mis fechorías.

- ¿Cómo se declara el acusado?
- Inocente, señoría. El sistema me obligó a cometer los hechos aquí juzgados... - Afirmo mirándole con ojos llorosos, manos en rezo simulado.
- (La turba, enfurecida, de fondo) ¡Sí, claro! El sistema métrico, no te... - Hay nervios y expectación en la sala, amén de politoxicómanos, subsaharianos, mongoles y kazajos.
- Silencio en la sala, ¡orden! - El juez ya cede.
- Limpie mi honor, señoría, soy inocente. - Lo tengo en el bote e incluso le guiño el ojo descaradamente, sin sodomía implícita, sólo compañerismo de taberna con vapores alcohólicos.
- Por supuesto, camarada. Caso cerrado. El acusado queda libre sin cargos y recibirá indemnizaciones y parabienes en proporción de 10 a 1.
- Sea pues. - Esta última parte no la entiendo pero escapo brincando y haciendo calvos al fiscal.

Mi problema actual es el presupuesto. Matar es caro. Y es que soy un asesino mileurista y he comprado mis afilados hermanos en el Todo a cien, siendo éstos para untar, forma que me dificulta el desgarro y cercenamiento de venas y arterias. El crimen se convierte entonces en tarea de aserrado, árdua para mí y eterna para las víctimas. Más que de aserrado, de untado. Mis víctimas mueren untadas. Debo optimizar mi método. Y comprar más mantequilla. O margarina, que sale más barata.

14 comentarios:

El Hombre de la Pústula dijo...

Yo una vez intenté reducir a un atracador con una cuchara, y doy fe de que es una tarea digna de titán, así que me solidarizo con sus untuosos esfuerzos.

Es por ello que le arengo para que redoble sus homicidas esfuerzos. No olvide que cuanto más penosa es la faena, más dulces son sus frutos, y mayor el mérito.

Manuel Márquez dijo...

Compa Joan, he visto -en las pelis, claro- muchísimos serial killers cutres, muy cutres; pero lo tuyo creo que excede todo lo que había visto hasta ahora. Mi más sincera enhorabuena...

Un abrazo y buen fin de semana.

Folken dijo...

No le recomiendo hacerse asesino ahora mismo. Más que nada porque la opción de recibir una retribución pecuniaria por tal acto disminuye conforme aumenta el número de colombianos parados.
Aunque ellos se hagan llamar hacezinos, el efecto sobre la salud ajena es parecido; no se deje engañar por ese cambio de notación.

Como cuando uno pone impedimentos, ha de dar opciones de cambio, le recomiendo hacerse con sartenes del todo a cien, lanzarle una (1) unidad o golpear con ella en la testa a un conductor cualquiera de mercedes y llevar el vehículo automóvil a Croacia. Allí lo podrá vender, comprar un utilitario de segunda mano y obteniendo un diferencial, revenderlo con pingües beneficios en España y volviendo a repetir la operación.

Como ventaja añadida a dicho plan, no necesitará de una hipoteca (puede vivir en los coches) y conocerá mujeres dálmatas.

Corpi dijo...

No te hagas asesino autónomo que es una ruina. Con la crisis no vas a tener ni víctimas.

Josep dijo...

¿Margarina? Joan, te van a tomar a broma tus víctimas.
Úntalas con crema de cacahuete, de ese pote que te trajiste de los USA, con la cara de Jimmy Carter en la lata, y verás su eficacia.
Y si no funciona, siempre podrás demandar a Carter una indemnización millonaria por defecto de fabricación.

(Espero que no la gastaras en un bocadillo de perrito caliente)

Saludos, asesino en ciernes.

Joan dijo...

Le invito entonces, Hombre de la pústula, a vagar a mi lado por callejones oscuros al acecho de posibles víctimas. De cada siete personas que veamos, matamos una. Luego, si quiere, le acompaño a Lisboa. A matar portugueses, claro.

Compa, la cutrez es para despistar a los cops, CSI y demás correveydiles.

Una vez conocí a una mujer dálmata, Folken, aunque no sé si las manchas eran indicativo de un ser alienígena. El tema de los coches me interesa, pero de momento seguiré de hacezino. No lo hago por la retribución en peculio o hacienda, sino por el hastío y el bostezo.

Corpi, la crisis es una falacia creada por la policía para disminuir mi tasa de untados.

Amigo Josep, la crema de cacahuete la reservo para cuando tenga que invadir un país, ¿no sabe que está catalogada como arma de destrucción masiva? Ahí no necesito ni cuchillo romo, con la mera apertura de la tapa, la destrucción está asegurada.

Dr. Strangelove dijo...

Muy interesante propuesta. ¿Has pensado en extenderlo para un guión?

Un saludo descastado (por no comentar no por no leer).

tia cookie's dijo...

yo le recomiendo pa matá lo mejor es una faca toledana, suave y recia a la vez. A mi no me funcionó, yo como asesina cuchillera tengo un futuro limitado, and fatal de destreza y punteria, así que he fichado por una cadena d montaje de coladores, donde por 1,95€ la hora, valoran mi falta de punteria.
Si le paso un par de direcciones me los liquida gratis? por intentarlo...le ragalaría tremendo juego de coladores de diversos tamaños y colores...

denke dijo...

Hasta en el asesinato, los trabajos pacientes y elaborados (sin tecnologías facilitadoras!) son apreciados. Tal y como está el patio, el asesinato con cuchillo de untar puede ser considerado arte!

Recojo el guante de la formación de una banda.

Folken dijo...

enlarge your penis

estanli cuvric dijo...

Un viejo compañero de EGB, tras ejercer como tasista en tasis, lampista en lámparas, y hombre anuncio en el Corte Inglés; aíto de la sociedad y de ceños fruncidos y esputos de iracundos modales, decidió hacerse un nombre como rufián y asesino free-lance. Se hizo llamar El Rufián Asesino de los Certeros Guijarros.
Y le aseguro que era un método barato y efectivo, rediós, su santidad debería buscar alternativas.

Joan dijo...

Un guión es lo que tendría que escribir, Doctor, y así salir del paro. Me alegra verle de nuevo por aquí, le tenía por criogenizado a la Harrison Ford. Salud y saludos.

Tia Cookie's, curioso eso de que una empresa valore la falta de aptitudes, lo tendré en cuenta para futuras entrevistas laborales. Y no se preocupe, mándeme una prenda, una dirección, algo de las víctimas y serán untadas sin piedad.

Denke, debemos apresurarnos a elegir un nombre, vestimenta y piso franco. Ah, y lenguaje en clave.

Lo enlargaré cuanto pueda, Folken. Quizá también lo use para untar...

Los guijarros, Estanli, se me antojan un método rápido y eficaz pero prosaico al mismo tiempo. ¿Dónde está el romanticismo? ¿Dónde la planificación? En la dificultad está lo excelso. Sea pues.

pcbcarp dijo...

No sé si será por vivir en la Transmanzanaria, pero en el chino de al lado de mi casa venden a precio módico unos cuchillos muy adecuados. Probablemente corra el riesgo de que se le partan al chocar con una costilla o si lo hinca entre dos vértebras y hace Vd. palanca; pero le garantizo que con las cuatro perras que halle en el monedero de su víctima podrá comprarse otro.

Lo de la mantequilla, no obstante, es muy adecuado porque, como todo el mundo conoce, así penetra mejor.

Erszebet dijo...

En efecto, literariamente (que no literalmente) eres un asesino serial :-)