12 de agosto de 2008

De cómo ser mejor persona (o robot)

Como hace días que estoy atrapado en una ola de calor constante que humedece ora mis pliegues corporales ora mis oquedades, me he planteado un cambio de vida radical cuyo objetivo no es sino el de la sublimación individual, claro está, siempre a costa del bienestar ajeno. Émulo de Gregorio Samsa voy a emprender una serie de vaivenes mentales, corporales y metafísicos que darán a mi agreste, lúgubre y atroz vida el toque de distinción que necesito a la voz de ya. Por estas y otras innumerables razones que mi corto intelecto y descomunal pereza me impiden mentar, me dispongo a convertirme en una forma de vida a caballo entre la robótica y los tejidos vivos, para progresivamente evolucionar hacia el camino verdadero, esto es, la inteligencia artificial.

El primer paso será el más sencillo: cambiar todo mi sistema circulatorio por cables de cobre, circuitos y demás componentes sintéticos. La sangre es un anacronismo biológico que sólo sirve para salir a borbotones, transportar virus, infecciones y demás bacterias malignas y aumentar la temperatura corporal. Las transmisiones electrónicas sustituirán paulatinamente mis avejentados biorritmos y, al mínimo rasguño, sólo relucirá mi cuprosa condición.

Luego, el trueque de órganos. Nada de pulmones, un buen ventilador que por delante saque aire frío y por detrás caliente, como los aparatos de aire acondicionado que intentan imitar, en cierto modo, el sistema digestivo humano: lo que sobra, por detrás. ¿Corazón? ¿Para qué? ¡Si ya no tengo sangre! En su lugar, una bomba de relojería por si algún día me apetece autodestruirme. A su lado instalaré una batería de litio ionizado (si es que existe el litio ionizado) con autocarga y reciclable. Riñones e hígado intercambiados por radiadores de última generación. Y conservaré el aparato genital, por lo que pudiera suceder, aunque con ciertos implantes que mejoren lo presente para, así, presentarme como el Palote Vil o el Férreo Mandinga. Serán unos buenos implantes. Sí, señor.

Proyecto de implante genital net-surfer)

¡Fuera ligamentos, codos, rodillas y tendones! Vengan a mí las bisagras, las tuercas y engranajes varios y, sobre todo, Tresenuno, que eso de chirriar no se lleva. ¿Los ojos? Con una cuchara y al son de plop, fuera de las cuencas. Instalo en su sitio detectores de movimiento, de luz, de calor y de mierdas de perro (amigos, no sabéis lo cerdos que son en mi barrio). Y para suplir la carencia de segregaciones endocrinas, optaré por inyecciones de anticongelante, un gota a gota de gasolina súper y depósitos de nitrógeno líquido. Las mezclas resultantes guiarán mi carácter.

Y ya sólo queda el cerebro y el gran dilema. ¿Qué hacer con él? Y os lo digo a media lobotomía, porqué me han asaltado las dudas. Es que me he arrancado el cerebelo y he empezado a bailar charleston y hablar en tagalo septentrional para alegría de la comunidad de vecinos que, harta de mi querencia por los decibelios, ahora contraatacan haciendo chanza de mi depauperada y robótica persona. ¿Qué hago? ¿Prosigo con la lobotomía y me incrusto un procesador Amstrad (que es el equivalente a mi cúmulo de neuronas)? ¿Inserto en cada hemisferio cables, tubos, pilas, transistores, conmutadores y una radio con el Carrusel de la SER para mezclar robot y persona? ¿O dejo la esponja viscosa en su sitio y procedo a la sutura craneal? Necesito vuestra ayuda.

15 comentarios:

denke dijo...

hum... entiendo que te asalten las dudas. El cerebro hoy en dia sirve para poco, jugar al trivial (o al buzz) y un rato al poker. Pero nada que un amstrad no pueda suplir. En aras de una vida mas sencilla recomiendo la extirpacion, ademas no has dicho que mantienes los genitales? Para que dos cerebros?

PD. Siempre he pensado en comprar una camiseta del barça y pedir que le impriman el nombre de kafka, creo q resume muy bien el sentimiento cule...

Josep dijo...

Hazme caso, Joan:

Olvídate de la radio: imagina que un día, en un estornudo fuerte, con la conmoción cinética se cambia el dial y se te queda en la COPE.

Y otra: esas garras genitales te van a ahuyentar a la gente; mejor quita esas uñas tan amenazantes.

Y ciérrate pronto el cráneo, no vaya a ser que coja polvo...

p.d.: para Denke: ¿y no sería mejor Edipo?

Mecanopústula dijo...

Pues fíjese, yo me dejaría el hueco, a modo de neceser. Con instalar una pequeña bisagra y un pestillo podría ud. levantarse la tapa de los sesos y echar el candado cuando le convenga.

Y hoy día, que es casi obligatorio cargar con teléfonos celulares, emepetreses, huesebés y sus respectivos cargadores ¿qué mejor uso se le puede dar al cráneo que el de práctico maletero?

En cualquier caso le felicito por su atrevida idea, y no disimulo la envidia que da el poder acoplarse a todo tipo de artefactos "Ci-Borg".

Teddy Pendergrass dijo...

OLA NO SOI NINGUN VOT KE LO CEPAS PERO KIERO DESIRTE KE HENCONTRE TU SU BLOG NABEGANDO POR CITIOS HINTEREZANTES I INTELEJTUALES I HUSTED A HESTACIONADO ENLASADO EN HELLOS I TENIA KE DESIRLE KE LAS ENLASES KE LE YEGAN NO SON VUENOS.

BICITE MI BLOJ

www.ФедораЕмельяненко.ru

Joan dijo...

Un voto para la extirpación. Gracias, Denke. Por cierto, cualquier inscripción críptica, jeroglífica o que de lugar a equívoco queda perfecta en la zamarra blaugrana. Qué cruz.

Josep, eso no son garras sino vello cibernético que ya decora, ya sirve de garra antiescapatoria de la fémina en cuestión. Extirpo y cierro cráneo. Lo de la Cope, ni en broma.

Mecanopústula, siempre clarividente a la par que funcional. ¿Es usted catedrático de ergonomía? Asombrado quedo. Sin embargo, al tener ya integrados todos los uesebés, cedeses, emepetreses y similares, optaré por usar la cavidad encefálica a modo de neceser, como bien apunta, pero de baño. El hueco será rellenado con cepillo de dientes, dentífrico, maquinilla de afeitar y poco más.

Señor Pendergrass, entre el spam de masejercicio.com y otros comentarios al uso, no sé si usted es un bot, un hoygan o Folken jugando a ser ambos al unísono. Como no soy muy ducho en cirílico, no voy a bicitar su bloj.

Mis disculpas.

Marc dijo...

Compañero,

no olvide instalarse una mini-destilería, el router wifi adsl, el receptor del digital+ pa'l fumbol y el software adecuado para jugar vía realidad virtual a todo tipo de videojuegos emulados por ud. mismo... Que digo que ya que se va a modernizar hágalo con algo más de sentido lúdico!

Tha dijo...

yo creo que deberías hacerte una partición en linux, otra de una manzana y para hacer amistades indeseables (que las deseables ya se presentarán) deja un hueco al windows y de vez en cuando en lugar de poner los ojos en blanco los pones azules con mensaje de error. Más completo, artificial e inteligente no puede ser. No olvides el sexto sentido, aunque tampoco me han quedado claro los otros cinco, me da que te falta más de un sentido... sí...
¡Hala, un beso!

Folken dijo...

Teddy sí era yo, lo otro no. ¿Tan obvio resultaba?
Bueno si, los Hoygan solo aparecen en determinados temas, generalmente relacionados con mujeres o lo paranormal (aparte de algunas chorradas del palo "libro Mahou de los récords")

Joan dijo...

Cierto, Marc, cierto. ¿Cómo se me habrá pasado por alto? Y en especial, lo de la minidestilería... ¿Será la edad? Ahora bien, nada de mini, ¿eh? Si hay que instalarla, que sea maxidestilería.

PS: Le recomiendo la ingesta de Talisker y Lagavulin, mis dos últimas adquisiciones sibaritiles.

Tha, bestial lo de los ojos en azul con mensaje de error. Creo que en mi caso, eso sería constante. No es que me falten sentidos, de hecho, creo que tengo más de la cuenta. Lo que me faltan son tuercas.

Saludos, Folken. Así que... ¿fan de Emilianenko? Sí, tengo un amigo que sabe ruso. He videado sus virtudes y espero no encontrármelo jamás cara a cara.

unión dijo...

Yo de ud. me pondría en la boca un reproductor blue ray, una conexión en las orejas para la tele y el procesador de la play 3 con sus 40gb de disco duro. Pienselo oiga, ud. pasaría a valer 400 euracos, un precio bastante más alto que la vida de la mayoría de las personas. A mí no me importaría usar su pie como mando para hecharme unos partiditos al pro.

estanli cuvric dijo...

Y un gran taladro, no lo olvide! Haga como Tetsuo!!

Harvester Of Sorrow dijo...

Te recomiendo substituir los cables de cobre por cualquier otro material menos expensivo. Correrías el peligro de percer descuartizado a manos de un escuadrón de rumanos sedientos de tan precioso metal...

Y lo de la gasolina... al precio que va, ya te lo has pensado bien?

Joan dijo...

¿Cómo lo ha sabido, unión? Mi pie es a los accesorios de juego lo mismo que Kunta Kinte a los estereotipos afroamericanos.

Tomo nota, estanli. Apunto revideado del flín, que no me acuerdo de nada.

Hombre, harvester, ¡el hombre con un anillo al dedo ha vuelto! El tesooooooro...
No había pensado en lo de los rumanos-voyacortaroslasmanos. Quizá incluir un altavoz con DJ Syto a todo volumen los disuadiría de pedir prestado mi preciado cobre.

Harvester Of Sorrow dijo...

Ni con esas aplacarías su deseo de arrebatarte el cobre, amigo. Si no, la RENFE ya habría convertido la solemne versión de Franco Batiatto en su himno corporativo. Podría sonar por las noches en los tramos en obras, a modo de espantapájaros...

El anillo pesa, pero de momento, y en contra de lo que dicen las leyendas urbanas, ninguna jauría de lobas hambrientas se me ha lanzado encima, atraídas por el perfume a hombre comprometido que destila.

Seguiremos informando.

carmensabes dijo...

Divertido blog ,por fin algo sin censuras e ineteresanteeee

abrazos