14 de julio de 2008

Retos de futuro (I)

La humanidad ha experimentado más cambios en los últimos 200 años que prácticamente en toda la historia, exceptuando las épocas en las que las civilizaciones romana y egipcia reinaban en la Tierra.

Inciso: Ya es hora de que los que se ocupan de poner nombres a los planetas (¿Quiénes serán?) vayan pensando en renombrarlo a planeta Agua, ¿es que no saben que la proporción agua-tierra es de 3 a 1? A partir de ya, deberemos decir: globo acuático, habitantes acuosos, programas como “El hombre y el agua”, etc. Fin del inciso.

Sin embargo, existe un cierto estancamiento en el progreso científico que no pasa desapercibido para mentes privilegiadas y avanzadas a su –mi- tiempo como la mía. Para cualquier forma de vida extraterrestre, perdón extraacuática, un mero repaso superficial a nuestras formas de organización y estructura social la escandalizaría hasta el punto de armar sus cañones de protones y aniquilar este, nuestro planeta donde el agua ocupa una gran proporción de su superficie. Precisamente estoy diseñando un arma de características similares que construiré con dos calabazas, un kilo de gravilla, el imán de los altavoces de una minicadena Pioneer y varios centenares de ordenadores Amstrad (estos últimos, enlazados a modo de núcleo multiprocesador de gran capacidad) para proceder a la aniquilación de la raza humana si no se produce un salto tecnológico hacia el futuro que me haga desestimar tal empresa digna de aplauso. Y ese salto tecnológico no puede ser otro que la democratización del transporte aéreo.


Yo lo aparco aquí que no hay zona azul

Este es el reto del futuro al que deben dedicarse científicos, prohombres del pensamiento, niños, niñas y todo aquel que ame la vida y no desee ser exterminado con mi cañón de protones (aún en construcción, pero pronto operativo). Fijaos que ya hace más de 100 años que el avión existe y su popularidad como transporte de pasajeros es indudable. Sobre todo, teniendo en cuenta que las distancias, los elementos orográficos y nuestra mermada e incompleta evolución (¿dónde están mis alas?) no permiten el paseo relajado para cubrir trayectos como, por ejemplo, París – Hong Kong, a no ser que se disponga de tiempo y dinero en cantidades similares a un jeque o futbolista. Se ha avanzado en tecnología, velocidad, capacidad de transporte, comodidad y alcance. No obstante, las compañías aéreas ejercen un monopolio abusivo e intolerable para el ciudadano de a pie negándoles el principio capitalista que mueve el mundo: la propiedad privada. Son las nuevas usureras, chantajistas del espacio aéreo.

¿Quién me priva de coger un avión en la terraza de mi casa? ¿Por qué no hay servicio público de helicópteros? Unos dirán, por su elevado precio. Y yo les llamaré ignorantes, estúpidos y personajillos, ¡por favor! Otros afirmarán, por cuestiones de espacio. Entonces repetiré los epítetos anteriores y añadiré patanes, majaderos y veletas. Si una mano negra no hubiera cercenado el progreso del aeroplano, nos dirigiríamos al trabajo ora en avión a reacción, ora en avioneta pública (entonces existiría el bono-avión de diez viajes) de las cuales saltaríamos en paracaídas hasta la ventana de nuestra oficina, existirían señales de tráfico aéreo, (en lugar de “atasco en la autopista” sería “viento racheado a 8000 pies”), brotarían las torres de control por doquier con la consiguiente reducción del paro y gozaríamos de un adelanto acorde con la antigüedad del invento y con la época que vivimos. ¿Qué necesidad hay de seguir en el medievo?

Ante tales verdades, sólo acierto a concluir que existen intereses económicos y funestos personajes detrás del subdesarrollo evidente de la aeronáutica actual y, por ello, os animo a construir, robar, comprar vuestros propios aparatos de vuelo y conquistar los cielos a riesgo de ser detenidos, derribados por misiles aire-aire o morir carbonizados después de estrellaros por causas como pájaros en los rotores, varios engines failures o poca pericia en la cabina. Sólo con vuestro sacrificio lograremos superar estos retos del futuro que, hasta ahora, han permanecido en silencio pero, al mismo tiempo, latentes en la colectividad humana.

19 comentarios:

Josep dijo...

Lo del cañón de protones, que puedes patentar como proto-cañón, va a consumir mucha electricidad, así que móntalo rápido antes de la próxima subida del recibo.

Tienes razón en lo de la liberalización del espacio aéreo y en lo absurdo que no existan taxis aéreos al alcance. Pero no ocurre lo mismo en todas partes.

Hace años conocí a un chaval tejano (de los de Texas, no los que sólo visten "jeans") y me contó que muchos de sus vecinos tenían una avioneta para desplazarse a la casa de sus vecinos. Claro que allí las distancias son enormes y el precio de una avioneta o un ultraligero es sensiblemente inferior al que se paga por estos pagos (redundancia nada casual)

Saludos.

p.d.: Lo malo será la soledad del guardia urbano de tráfico aéreo, todo el día esquivando gaviotas...

El Hombre de la Pústula dijo...

Justísima reclamación que debería ir acompañada de recogida de firmas y otras flemas. Yo aún recuerdo cuando con 10 años leí un Muy Interesante en el que poco menos que daban a entender que en cinco años sólo los perdedores utilizarían ruedas. 20 años después, efectivamente, ése es mi caso.

No crea, estimado Joan, que su soflama cae en saco roto. Yo ya tengo decidido cuál será mi próximo vehículo y tenga por cierto que no será un coche, sino un zeppelín rebosante de helio.

Folken dijo...

Estoy totalmente en desacuerdo con el cañón. ¿Acaso no sabe que Dios creó los protones?
En la lista de ingredientes necesita una Biblia, y mientras los remueva en un caldero cantar un Ángelus.

Joan dijo...

Acojonante lo de Texas, Josep, debe de ser lo único en lo que están más avanzados que el resto de la población mundial.

Pustulman, espero que no adorne su nuevo vehículo con una esvástica descomunal, que es lo primero que me viene a la cabeza cuando oigo zeppelín.

Qué mito la "Muy interesante". Si a mis cuasitreinta aún me desplazo a pinrel y/o bus, ¿qué debo de ser? ¿Infraperdedor?

Folken, mis disculpas ante tal ofensa. Me pongo ipsofacto a recitar en cuanto encuentre la letra del hit Angelus. ¿Quizá en el Necronomicón?

Folken dijo...

Me he sentido tan ofendido que me he visto obligado a responderle:

http://caspaboy.blogspot.com/2008/07/democracia-area.html

Joan dijo...

He procedido a la lectura.

He procedido a la ingesta de valium.

He procedido al reposo y a la ensoñación.

denke dijo...

mal.. mal.. mal...

muy mal.

Este post es un ejemplo claro de por que no vamos a ningun lado. El puto conformismo. Aviones? ¿Es en serio? ¿Pero tu te imaginas el caos que podria liar Melendi él solito con un sistema como el que propones?

A ver rebaño de jiliflautas (dicho esto con todo el respeto), ¿Solo yo vi la peli de la mosca o bola de dragon? ¡Translocación ya!

Bosh ac (dak) dijo...

Estimado Joan (dak), le recomiendo encarecidamente, que contacte con mi companero de orgi... quiero decir de trabajo, Pedro J. Ramirez, y le proponga el iniciar un manifiesto por la liberalizacion de la industria aeronautica. Ultimamente le ha pegado por hacer manifiestos.
Finalmente, quisiera proponer la siguiente reflexion; ya que tendremos aviones en vez de coches, por que pararnos aqui? alguien no estaria dispuesto a cambiar las 10 horas de retenciones para llegar a Benidorm, por 10 horas a velocidad del sonido, para pasar un fin de semana en un crater de luna?

Nos vemos en breve (por desgracia)

PD: Viva el happyending!

Joan dijo...

Apreciado Denke,
este sólo es un esbozo de lo que sería un sistema político, legislativo, organizativo y social de carácter global. Al no poder publicar siete tomos de mi gran obra, me limito a mostrar pinceladas de esta, mi masterpiece. Es por esto que debo aclararle que en mi futuro amado, los individuos como Melendi son proscritos, torturados y amputados de miembros, lengua y ojos para escarnio público. Espero que así reconsidere su parecer hacia mis tesis visionarias no como conformistas, sino como revolucionarias y reformistas en grado superlativo.

Querido Bosh-ac (dak), tiempo ha que no aparecía por estos lares. Dejemos que el ínclito Pedro Jota Calvorota siga manifestándose, ya caerá... De hecho (y no es coña) estoy apuntado a ese Manifiesto como Perico de los Palotes.
Ante su petición lunar, no puedo hacer nada más que aplaudirla. Las posibilidades selenitas de ocio y esparcimiento en los cráteres lunares me superan.

Saludos y espero verle pronto

Desconozco el significado de su PD, imagino que en breve lo podré discutir cara a cara con usted.

Joan dijo...

Ah, Denke, en cuanto a la translocación, deberíamos de buscar un signo menos equívoco que los dos dedos en la frente. Ciertas féminas lo podrían interpretar como incitación sexual. Cuando perfeccione su técnica, avíseme, y le enseñaré unas Hoi Poi Kapuserru que tengo en casa. Qué recuerdos.

Bosh ac (dak) dijo...

Solo digo una cosa:
Imaginese usted un botellon sin gravedad... gracioso si, pero..... viable???? Afectaria mas el alcohol al celebro?
Por cierto, ahora se estan vendiendo tickets para el espacio desde unos 30000 euros, viajes de 15 minutos. Cuantos kbatas se pueden hacer en 15 minutos? Yo mas bien pocos, su merced?

estanli cuvric dijo...

Acertada pero incompleta soflama, Don Joan. Obvio que si no disponemos a estas alturas de aviones utilitarios no es más que por la avaricia y maledicencia de Grandes Esferas y Lobbys En la Sombra. Sin embargo, y descartando la inalcanzable translocación, he de decirle que existen metas más urgentes que conseguir para todo ciudadano de bien. Me explico: ¿Cuál es el País Más Mejor del Mundo? USA, sí. ¿Y qué tiene en los USA? Armas por doquier, sí. Así pues, reivindiquemos a nuestros pusilánimes politicastros nuestro caucásico derecho a poseer varios subfusiles de asalto, ya sea por temor, instinto de supervivencia o puro deporte. Y luego ya hablaremos de aviones y lanzamisiles antiaéreos, por cierto.

Joan dijo...

El botellón, Bosh Ac (Dak), carece de gravedad. Al quinto vaso, todo flota.

Su capacidad cubatil se ha visto mermada por su residencia thailandesa y su ausencia de contacto con sus iguales. Espero que su bisemanal presencia en la ínsula le haga recuperar los efluvios etílicos a los que tan acostumbrado estaba.

Me temo, Estanli, que me he avanzado a su justa y comedida demanda y ya dispongo desde hace unas semanas de un par de Kalashnikov en casa junto con un SVD Dragunov (gracias, Operation Flashpoint) con una excelente mira para francotirar a cuantos osan pasear por mi calle. En cuanto a lo del lanzamisiles, podemos hablallo.

honónimo dijo...

http://www.airsoftatlanta.com/images/new_shotgun_1c_jpg.jpg

más mejor

Don BuBond dijo...

Estimado Joan, aunque se desplace ud. en patinete (espero que no) un cráneo como el suyo, capaz de aspirar a tan elevados fines, no puede considerarse perdedor hasta que, después de muerto, se descubra que todo fue en vano.

Y en cuanto al lomo de mi zeppelín en ciernes, estoy considerando más bien bordarle en punto de cruz un Zorin Industries.

Manuel Márquez dijo...

Compa Joan, estoy con el amigo Josep: espabila con el cañón de protones, que, si no, la cosa se te va a complicar. ¡¡¡A la Moncloa, pero ya...!!!

Un fuerte abrazo.

Corpi dijo...

Yo creo que sería más eficaz que inventaras un desintegrador de materia viva para poder transportarnos a la velocidad de la luz por el espacio interestelar a otros planetas y así, poco a poco acabar de joder todo el universo.

Tha dijo...

¡teletransportador, ya!!!!! que es más ecológico que todos esos aviones. Pues si con cada viaje en avión hay que plantar un árbol, ni de imaginar cuántos hay que plantar si lo utilizara para ir a trabajar. Nada, nada... más teletransporte y menos protones.
Besossss

Joan dijo...

Excelente adquisición, honónimo.

El logo zorinesco lucirá espléndido en su zepelín, Bubond. Le aplaudo.

¿A la Moncloa? Sí, pero con el cañón cargado y listo para aniquilar, Compa.

Corpi, el desintegrador está en camino, pero le falta alcance. De momento sólo lleva a las personas a comprar el pan. Todo se andará.

Tha, mis aviones utilizarían un combustible reciclable como son las cáscaras de pipa. Tranquila, es un transporte ecológico.