23 de abril de 2007

El jardín de las delicias


Cualquier excusa es buena para ponerse en pelotas exclamaron al unísono las amistades de Hyeronimus Bosch, más conocido como el Bosco. El problema es que se fueron a un parque de las afueras de Utah, repleto de mormones y personajes ávidos de prohibir sexo, pezones on the air o pensamientos impuros. Ya sabéis, según dicen ellos, el mejor método para evitar embarazos es no tocarse, por ende, el mejor método para no emborracharse es la ley seca, ¿no?

Pero el Bosco era holandés, y se ve que estos europeos son amigos del libertinaje y el pelo rizado cortando el viento, por eso aprovechó la desnudez espontánea de sus colegas y les retrató en El jardín de las delicias. Delicias que aprovecharon sus modelos campestres para empezar a experimentar con lo primero que encontraban a mano, o a pie, cualquier extremidad es buena para el contacto íntimo voluntario.

Y es que el concepto de intimidad es muy relativo. Podemos bañarnos en la playa prácticamente desnudos, pero si nos ven en ropa interior, parece una intrusión de la intimidad. Es por esto que El Bosco se erigió como un hippie adelantado a su tiempo. Un hippie adelantado más de 450 años, se pasó un poquito, por eso nadie entendió nada. Eso sí, a sus amigos que les quiten lo bailado. Y si no, donde hay pelo hay alegría, fíjense en los detalles y verán que nadie hace ascos a nada, sea hombre, mujer, animal, vegetal o mineral. Feliz sexo en público.

9 comentarios:

Luzbel Guerrero dijo...

Querido Joan, lleva encadenadas dos seguidas, este es mi cuadro favorito. Es lo primero que quise ver en España, y así lo hice. Media hora de éxtasis, y sin resaca oiga.
¡PLIÑ!

e-catarsis dijo...

Es que una delicia es eso, placer del ánimo y del otro y este tipo un adelantado y sus amigos unos jetas que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid pues eso...

Interesante interpretación de la obra más representativa de este tipo

...ya sé que era holandés pero visto lo visto le pega más ser teutón...vaaaa ya me lo digo yo ¡qué chiste más malo!

Saluetes esta vez muy serios d'sos
:))

apesardemi dijo...

Llamativa conclusión: El Bosco era hippie. Pues no tuve el placer de conocerle pero gran verdad es que sus obras tienen un toque alucinógeno y comunal un tanto sospechoso ;)

Saludos.

Dr. Strangelove dijo...

No me extraña que también adelantándose a su tiempo, se dejara llevar por la inspiración cannábica mientras le daba a los pinceles. Como buen holandés que se precie.

Sensacional!!

Saludos

Joan dijo...

Ya sabe, Luzbel, que no hay dos sin tres, a ver si el próximo post también acierto. Deduzco que su origen no es ibérico, ya indagaré... ¿Quizá sudamérica?

No quiero saludos serios , e-catarsis. Aquí se viene discutido y gritado, la seriedad no entra en mis planes. :)

A pesar de mi, era más hippie que Nil de "The Young Ones". Seguro que iba poniendo rosas en las lanzas de los piqueros y se ganaba la vida, además de la pintura, con actuaciones juglarescas descalzo, acompañado de un perro y tocando una flauta desacompasadamente.

Doc, ¿será Rijkaard descendiente del susodicho pintor? ¿El apodo de "El Bosco" quizá se refería al bosque de cannabis que guardaba en su casa?

e-catarsis dijo...

Pues que digo yo...jo que corte :(

:P

Miriam (flxt) dijo...

Menudos trujas se fumaba el colega.
Como camiones.
Asi yo también pinto cosas raras, no te jode!

Joan dijo...

¿corte? Vaya lamento mi brusquedad, es que la seriedad me da alergia.

Miriam, ¿trujas? tengo que volver ràpidamente a la calle a recuperar mi jerga droguil xDDD
Trújate y pinta, todos lo queremos ver.

Thalatta dijo...

Gran verdad, amigo Joan, eso de la intimidad ya no se sabe qué es, hay hasta quien la cuenta en un blog y luego se sorprende de que media humanidad conozca su vida... si es que estamos más descontrolados que los amigos de "El Bosco".
¡Feliz fin de semana!